¿Cómo me comunico si no escucho?

“¿Le escribo o no le escribo? Llevamos un tiempo sin hablar de manera fluída… ¿estará bien? Siempre acabo cediendo yo…me gustaría que tuviera más iniciativa… no sé lo que siente, nunca lo expresa, estoy cansada…”. Estas son palabras que escucho habitualmente, relaciones personales que hacen aguas porque falta la herramienta que disipa cualquier duda: la comunicación.

“La vida es como un eco. Si no te gusta lo que recibes, presta atención a lo que emites”. Anónimo

¿Cómo es tu comunicación emocional? ¿Hay escucha activa? ¿te expresas desde el sentir? ¿practicas la empatía?

La comunicación es un arte y como tal requiere entrenamiento y sobre todo mucha escucha consciente, esto es, escuchar con todo el cuerpo: con los ojos, la boca, la piel e incluso el Alma. No estamos acostumbradas a entrenar esta escucha, ya que en demasía queremos imponer nuestro punto de vista y contar nuestras “batallas personales”, lo que lleva implícito interrumpir y quitar el protagonismo a la otra persona. ¡Qué difícil es, a veces, solo escuchar sin participar, ¿verdad? … “a mí también me ha pasado… pues fíjate que el otro día yo… bla bla bla”, ¿te suena?

Hablar es una necesidad, escuchar es un arte. Ghoete

Te invito a que desarrolles la capacidad de permanecer en silencio y mostrar interés genuino por tu interlocutora. Te sorprenderá comprobar lo bien que sienta ser receptora activa y la buena energía que recibirá la otra persona al sentir tu presencia. Como decía Mary Kay Ash, gran visionaria y líder de corazón cuya misión era enriquecer la vida de las mujeres a través de la belleza, todas las personas llevan un cartel invisible que dice “Hazme sentir importante”. Ponlo en práctica. Estate presente, por ti y por la otra persona. Se un regalo para las dos. Suelta el juicio, la opinión y la expectativa de lo que tendría que ser, según tu mapa mental, y entrega amor.

El regalo más preciado que podemos dar a otros es nuestra presencia. Cuando nuestra atención plena abraza a los que amamos, florecen como flores. Thich Nhat Hanh

En muchas ocasiones no necesitamos la palabra para comunicarnos. Basta mirarnos a los ojos y sonreír para que se desate la conversación. Se trata de un tipo de conexión muy especial, ya que habla el corazón, no hay filtros ni mente.

Si tienes una conversación pendiente con una persona te recomiendo que  dediques unos segundos para conectar contigo misma en silencio y luego mires a la otra persona sin hablar, dejando que sea el cuerpo quien se exprese. Recuerda que el 55% de nuestra comunicación, según el psicólogo Albert Mehrabian, está basado en el lenguaje corporal, mientras que sólo el 7% corresponde a la parte del discurso.

Después de dar prioridad al cuerpo, para establecer conexión, es fundamental hablar desde el sentir. Esto es, hablar desde los hechos y de cómo te ha hecho sentir una situación concreta.    Ej. El otro día cuando no me saludaste al levantarte (hecho concreto), me sentí triste, no tenida en cuenta (hablar desde el sentir).  Fíjate cómo es cuando hablamos atacando a la otra persona. Ej.  Ayer me ignoraste, eres una castigadora.

Presta atención a cómo te comunicas con las personas; si hablas desde el sentir o arañas la identidad.

Se trata de entrenar la empatía, escucharnos más allá de las palabras y sentir lo que le preocupa a la otra persona, ponernos en sus zapatos. Descubrir sus misterios y singularidades requiere tiempo, mucha observación y escucha.

No es casual que la comunicación esté asociada a la emoción tristeza cuyo sentido es el oído y la finalidad el desarrollo. Si somos capaces de sembrar semillas de escucha activa, comunicación consciente y empatía, y las regamos a diario con presencia, nuestro amor se desarrollará. Ya que recuerda, una cosa es enamorarse, y otra bien distinta, desarrollar un amor.

Para que no haya pérdidas, comunícate conscientemente y expresa desde el sentir. Que la relación funcione es cosa de dos, como la comunicación.

Share This:

2 respuestas a «¿Cómo me comunico si no escucho?»

  1. Gracias Miriam por invitarnos a tener el valor de comunicarnos y de escucharnos, sin barreras, sin obstáculos, sin distancias, sin prejuicios, sin censuras, sin expectativasaber, sin defensas…. desnudos. ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *