Decálogo para tener un día redondo

 

Hoy  es Lunes y…¡empieza la semana! ¿no te anima? En el post de hoy te propongo 10 pasos para marcar la diferencia y hacer que este día sea memorable. ¡Comenzamos!

Despiértate de mal humor. No hay nada como abrir los ojos y tener el ceño fruncido para liberar la tensión acumulada. Además es excelente para tu piel. Prueba a gruñir para aclarar tu voz y comunicarte desde el sentir.

Desconecta de ti y pierde un tiempo valioso en redes sociales: facebook, instagram, twitter. Hashtag #estoyDormida, hashtag #¿quéCaféMeRecomendáis? hashtag #¿cappuccinoOexpresso?

Practica la dieta NQC (Negatividad, Queja y Crítica). Escoge tus excusas favoritas y llama a tu mejor amiga. Quéjate de todo: del tiempo, del trabajo, de tu ex, de la lavadora que no funciona. Muestra tu mejor cara: la envidia, la comparación, la pereza.

Mírate al espejo y repite tus creencias limitantes, las que tanto te potencian: “tanto tengo tanto valgo”, “calladita estoy más guapa”, “con esta cara me quedo para vestir santos”, “nunca podré ser feliz”.

Olvida tu cuidado personal. Abandónate. Deja de verte atractiva. Ponte en segundo lugar. Vístete con  la primera prenda que salga del armario.

Toma un desayuno desequilibrado. Abusa de la bollería, los azúcares y las grasas saturadas mientras escuchas de fondo las peleas de Sálvame… quien pueda.

Mantén una actitud corporal de pena, con un cuerpo apático, venido a menos. Echa los brazos adelante y baja la cabeza. Camina como si fueras una zoombie. Siente lástima por ti.

Vuélvete multitarea. No planifiques. Llena el ordenador de pestañas, de quehaceres. No hagas descansos. Trabaja 8 horas sin moverte del sitio. Piensa en el futuro, en todo lo que tienes que hacer. Agóbiate, estrésate, deja que te duela todo el cuerpo… come chocolate. Sigue.

Experimenta la indiferencia de repetir un día exactamente igual que el anterior: monótono, gris, conocido, a la par que sigues cargando tu mochila de fracasos y preocupaciones.

Renuncia a la idea de tener tiempo para ti. Vive para trabajar y pagar facturas. Quítate la sonrisa y mira el mundo con ojos en piloto automático sin brillo.

Espero que estos diez pasos te hayan dado luz para disfrutar de un día nutritivo. Si aún así, sientes que te vendría genial seguir aumentando la energía positiva pincha aquí, he preparado una experiencia única para subir la vibración y ser más feliz.

Más inspiración

¿Para qué quieres tener un día redondo? Escucha la canción “Para Nada” de Rosana.

 

 

 

 

 

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *