Libérate con Amor y Fe

Cada experiencia que vivimos y sentimos, por dolorosa que en principio pueda resultar, nos brinda una llave maestra para sanar nuestro  interior, para aprender, desarrollarnos y tener mayor claridad. Nos permite tomar conciencia y mirar profundo, ahí donde no habita la culpa, el victimismo y el ego, donde solo se escucha el Alma… cuya voz en muchas ocasiones hemos silenciado para no enfrentarnos a la herida.

Tomar responsabilidad de nuestro dolor nos hace transitar un desierto en el que el llanto es necesario para limpiar y reparar.  Ocuparnos de nuestro universo personal y entregarnos a el con Amor se torna imprescindible. No puede esperar el que nos demos nuestro lugar, el que nos amemos por quienes somos, abrazando todo lo que hay detrás de la piel.

¿Cuántas veces hemos querido llenar nuestros huecos vacíos con otras personas, lugares, sustancias? ¿Has sentido alguna vez que vendría esa persona a liberarte de tu dolor? No hay esa persona… no existe nada fuera… estás tú y tu propio camino, en el que aparecen piedras que impulsan a superarte y a apreciar los atardeceres del viaje.

Quizá te sientas sola, perdida, sin saber qué camino tomar… ¿y sabes qué? Te comprendo… no es nada fácil enfrentarte a ti misma y mirarte a la cara aceptando una realidad que duele y que, por otro lado, es necesario que atiendas para liberarte.

El único camino que lleva a la paz interior es amarte. Llevará el tiempo necesario para que lo sientas por todos los poros de tu piel y seas capaz de darte desde tu centro, en equilibrio, sin miedos. Porque te diré algo… el miedo y la fe tienen algo en común. Ambos creen en un futuro que todavía no ha llegado. El miedo cree en un futuro negativo y la fe en uno positivo.

Apuesta por ti y tu melodía, con la fe de crear la vida que mereces y la certeza de que la Luna Llena siempre iluminará tus sombras al verte sonreír.

Toda alma es una melodía que se trata de volver a ensamblar.  Stéphane   Mallarmé

Este post ha sido inspirado al escuchar la canción original Free Me compuesta e interpretada por Sia.  Incluyo el vídeo  para que la disfrutes. Esta es la historia:

Esta es Kai, una futura madre, hija y amiga.
Está a punto de entender que el VIH 
está tomando su cuerpo,
atacando su sistema inmunitario y,
si se deja sin tratar,
pasará al bebé que está creciendo dentro de ella.

Amalaiv

(Significa I’m alive en inglés= Estoy viva)

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *