La clave está en DAR

Uno de los valores que resuenan bien profundo en mi interior es el de la generosidad, compartirme desde el corazón y dar lo mejor de manera genuina sin esperar nada a cambio.  Y es que, como decía Walt Whitman “Cuando doy, me doy a mí mismo”.

La emoción Amor, que rige el Alma, y cuya finalidad es la pertenencia, crearse y crear un espacio seguro donde cada cual pueda ser sí misma y pueda recuperar sus facultades perdidas, contiene entre otras las palabras generosidad, apoyo, unión, protección, alentar, solidaridad.

Deconstruyendo la palabra Sol i dar i dad me doy cuenta de que el fin es Dar, y que lo podemos hacer desde el SOL, con energía yang, o desde la LUNA, energía yin. Lo importante es identificar cuándo entregarnos, cuándo ser un regalo. Esto es, cuando no haya amenazas que puedan poner en peligro nuestro amor.

“Dar es lo que abre la puerta para recibir” Florence Scovel

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *