Perderse para encontrarse

Te lo cuento en mi primer post locutado con mi propia imagen.

Más inspiración

Fin del mundo (El viento). Pablo Neruda.

Por eso tengo que volver

a tantos sitios venideros

para encontrarme conmigo

y examinarme sin cesar,

sin más testigos que la luna

y luego silbar de alegría

pisando piedras y terrones,

sin más tarea que existir,

sin más familia que el camino.

 

Para reflexionar

¿Cómo reaccionas ante las pérdidas? ¿Te cuesta aceptar? ¿Te haces cargo de la situación o echas balones fuera?

¿Qué soluciones encuentras cuando te pierdes? ¿Qué sacas de positivo?

¿Cómo vuelves a tu km O  para empezar de nuevo?

¿Cómo es tu niña interior? ¿Le das voz en tu día a día o está  en modo mute: silenciada?

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *