¿Tienes dudas? Decide

¿Vives en la no acción, en el miedo que paraliza?

¿Te sientes en una cueva sin capacidad de reacción, sin fuerza, sin encontrar la salida con tanta niebla?

Basta ya de sentirte así: a medias, a trozos, a brochazos de felicidad.  Es momento de Decisión: decir a la acción, a despertar el cuerpo, activar tus sueños, reiniciar el vuelo.  ¿Ya sabes dónde quieres ir? ¿Conoces el camino? ¿Tienes la dirección hacia tus objetivos o sigues con la mirada sin enfocar?

Comprendo si no sabes por dónde tirar… se cierran puertas y no encuentras auxilio,  te ahoga tu propio  llanto que nace de las entrañas  como un grito devastador que arroja tus vacíos…  ¿Pero sabes qué? En ese dolor que sientes, en esa caída a pique de tus ganas…  tu cuerpo sí sabe lo que quiere… anhela sentirse vivo, renacido, libre de las mochilas que lo limitan y aprisionan. Tu cuerpo ya ha decidido: quiere desplegar las alas, volar ligero, enraizar suspiros.

“Cuando se trata de elegir el cuerpo entero empieza a decidir” Conchita

Empieza a vivirte y deja de pensarte, leerte, juzgarte. Toma papel y boli; escribe tu romance. Hazlo por ti, para ti, diseña tu obra de arte como si tallaras un diamante. Hazlo sin prisas, disfrutando del  regalo de escucharte. Aprende a vivir contigo, en soledad, sin ruidos.

Llega un momento donde el Sol se pone con fuerza en nuestro corazón, es un atardecer maravilloso, en el que hay un coqueteo de luces y sombras. Elegir estar en esa edad con el Sol interior es la soledad más bella: un reconocimiento continuo, un pararnos en el cuidado, en nuestra respiración que inspira vida y exhala necesidades, apegos, expectativas.

Cuando nos escogemos, abrazamos cada una de las piezas, las visibles e intangibles, las que crecen a latido de verdad y las que se esconden tras el telón del corazón en espera de ser descubiertas para florecer.

Cuando nos elegimos entre la multitud nos regalamos la dicha de hospedar las caricias que el viento susurra en nuestra piel, alzar los ojos del alma al cielo y sonreír con el corazón henchido de compañía… porque cuando eliges la Soledad…  convive contigo la estrella cuya luz no se puede apagar.  

 

Más inspiración

Te recomiendo escuchar la canción «Cuando se trata de elegir» compuesta por Conchita e interpretada a dúo con Sergio Dalma.

https://youtu.be/DUCBhQNX6Fg

Amalaiv

(Significa I’m alive en inglés= Estoy viva)

 

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *