Vuela más allá de las nubes y los miedos

Cuántas veces no salté por miedos, incertidumbres, falta de decisión… Pensaba «hoy no es un buen día, no ha salido el Sol, va a llover, para qué… Mejor mañana…total un día más, qué importa… puedo esperar… Aquí tampoco se vive tan mal…»

Esperaba el día perfecto, la conjunción de los astros para atreverme a dar el salto, desplegar las alas, saltar sin red… En definitiva, creer en mí y reconocerme.

Hasta que un día me armé de valor y decidí sacar mi coraje, del latín «echar el corazón por delante» y ya no me fijé si hacía frío, estaba nublado o había Luna menguante… Simplemente la voz esencial habló y decretó… «atrévete, Míriam, da el paso … Confía… Tú puedes…te mereces ser tú, vivir en Libertad, sin mentiras…»

Y entonces… 

 

 

salté. 

 

Me quedé suspendida en el aire.

Vi mis alas desplegarse pero no había cogido altura suficiente y caí… Me dolió profundo… Lloré en Soledad… Aprendí a mudar de piel, des_vestí las ideas obsoletas… Abracé la herida y bailé con el silencio.

Amé Nacer diferente, hermosa, con una SOLrisa que dibujaba Arcoíris cada vez que lloraba (yo oraba)… Así me fui amando… Aceptando los días grises y soleados, tejiendo versos entre besos… despertando el orgullo para seguir atreviéndome a volar a pesar de los miedos.

Más inspiración

Cuando te atreves a volar… cambias de piel…

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *